28 noviembre, 2008

Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 2

FUNAR 27 DE Nov. del 2008.
SEGUNDA PARTE
EL PRIMER ENCUENTRO CON MANICOMIO

Antes de partir hacia Manicomio en busca de su nueva morada, decidieron llegar a la casa de la familia Guarepe, donde conocerían a Maria y descansarían hasta la llegada de la noche, ya estando en Manicomio quedarían impresionados por la cantidad de escaleras y altas subidas que la gente llamaban cerro y que eran muy común en toda Caracas. Una escalera de cerca de 100 mts. Bajando, que luego tenia que ser subida venia a presentarse como el primer impedimento de su estadía en ese lugar, a eso habría que sumarle las bajas temperaturas que en forma de neblina penetraban toda la estancia de la humilde habitación que no había sido construida con los mínimos esquemas de seguridad ante el atroz frió de esa zona de la ciudad. Pasarían tan solo 3 días concibiendo que el lugar no era el adecuado para una persona de las características de de Maria acostumbrada a temperaturas superiores a 35 grados, a caminar en superficies planas, al mismo nivel del mar, y su embarazo riesgoso.


LA LLEGADA AL HOTEL 20 MILLAS Y EL NACIMIENTO DEL BEBE

“la noche antes de llegar a vivir a Manícomió Habíamos caminado por la avenida San Martín, cerca de la Maternidad Concepción Palacios, el Hospital destinado por el estado venezolano para que las mujeres dieran a luz, que estaba capacitado con los mejores tecnología de punta entre los hospitales públicos. En ese sector habíamos hallado un hotel de estructuras colonial que mas bien parecía una posada, y el cual era el que mejor se ajustaba al presupuesto de nuestro bolsillo, su nombre 25 millas ubicado al lado del metro de Capuchino, allí iríamos a parar. Por el momento” Jesús


El tiempo trascurrió lo mas normal que se podía, bajo la gravedad de lo que estaban viviendo. Ellos asistieron a todos los órganos de control de las poblaciones desplazadas, como en el caso de Caritas, ACNUR, Ministerio de relaciones exteriores para los refugiados, y más adelante la Defensoria del Pueblo, la Red de Apoyo, Amnistía Internacional, Inamujer, la Inspectoría General de la Guardia Nacional, y por Ultimo la Fiscalia.

El 19 de abril del año 2005 nacería Lenin, (nombre real), en la Maternidad Palacios. “Seria el día mas grandioso de nuestra vida durante 15 años de convivir juntos no habíamos tenido un bebe y estábamos dichoso lleno de plenitud y ganas de vivir por nuestro pequeño retoño” Maria
En los dos días que Maria duro en el hospital Jesús, se presento ante la Comisión Nacional del Refugiado, se le había dicho que su caso seria resuelto esa semana, lo cual seria un tiempo record, tomando en cuenta que había casos que pasaban de 2 años para un fallo sobre su situación legal en el país. Pero no fue así la Comisión le informo que estaban todavía en el estudio de su situación, sin embargo de los 10 casos que evaluaban, el ultimo miércoles de cada mes, y en donde reza el

Artículo 12 de la LORRA. “ Se crea la Comisión Nacional para los Refugiados, la cual estará integrada por un (a) (1) representante del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien la presidirá, un (a) (1) representante del Ministerio del Interior y justicia, un (1) (a) representante del Ministerio de la Defensa, quienes tendrán derecho a voz y voto, y contarán con la presencia de un (a) (1) representante del Ministerio Público, un (a) (1) representante de la Defensoría del Pueblo, y un (a) (1) representante de la Asamblea Nacional, propuesto por la Comisión Permanente de Política Exterior de esta corporación parlamentaria, quienes sólo tendrán derecho a voz.”
Seria incluido el suyo para una pronta solución….siempre la funcionaria encargada del caso de Jesús la Dra. Liliana Gómez junto a su asistente le transmitió mucha confianza y calma indicándole sutilmente que la decisión seria positiva.


DE VUELTA AL GUARATARO

A los dos días del parto se mudarían del hotel 20 millas, a una vivienda ubicada en la parte de arriba de la parroquia San Juan en la parte media del barrio Guarataro y que se ajustaba a su ya mermado presupuesto. Gracias a la incansable ayuda del señor Guarepe pudieron conseguir ese lugar. Es allí donde se iniciaría el detonante y el nuevo y más grave viacrusis para Maria, Jesus y el pequeño Lenin.
La dueña de la casa era una mujer de cerca de 50 años de nombre real, Yelitza. Era bastante extrovertida y muy celosa con lo que le pertenecía. Pero a la vez era bastante ambiciosa y poco de confiar.
Aun así ellos sabían que no estaban para más traslados ante el estado de Maria, quien requería de mucho reposo después del parto. Esperarían dos meses para ubicarse en otra vivienda en donde no Existiera ningún temor.
Pero no fue así de los 2 meses que pagaron con los pocos recursos que trajeron, solo vivieron 2 semanas ante de huir bastante alterados de miedo.

A los días de Estar alojados en esa vivienda la señora Yelitza, la dueña de la casa trajo a un amigo el cual vestía de Guardia Nacional, y cuyo nombre estaba tejido en la escápala de la camisa verde oliva, el apellido flores, y era llamado con el nombre de Rosmel. Era una persona que trato de ganarse la confianza de Jesús casi inmediatamente, siempre por medio de la Sra. Yelitza. Lo invito a tomar cervezas las cuales el mismo Guardia compraría en una tienda ubicada frente a la vivienda. Departirían y trataría de conocer más a fondo quien era Jesús. Lamentablemente ya el guardia junto con la señora Yelitza, conocían la historia de Jesús que por una ligereza que ellos reconocen le contó el señor Juan Guarepe, sin ninguna intención de causar mal alguno, relato a estas personas.

Una semana después de su estadía en esa vivienda, Maria ya había mejorado un poco de la convalecencia del parto, saliendo junto a la hija mayor de la Sra. Yelitza a comprar algunos utensilios personales y víveres, Jesús no recuerda, exactamente si era Sábado o domingo, lo que si recuerda era que estaba solo en la casa, acompañado de la hija menor de la Dueña de la Vivienda y por supuesto su hijo recién nacido.

La casa era espaciosa tenia un total de 4 habitaciones, un baño, una cocina amplia, una sala cómoda, y un peligroso balcón en la parte de atrás, que no tenia barandas ni muro de contención, pero permitía observar el esplendor de la ciudad.

EMPIEZAN LAS AMENAZAS

La tarde estaba muy cerca de cesar su función, era pasada las 4 de la tarde y Jesús realizaba alguna labor en la cocina, cuando sintió el sonido característico de un mensaje de texto al celular. Lo extrajo de su bolsillo y levanto la diminuta pantalla de color azul neon, iniciado a leer su contenido, Jesús iba cambiando su expresión a medida que avanzaba en su contenido al finalizar de leer el mensaje estaba muy confuso u dudaba de lo ahí escrito pensó que podía ser una broma, pero a la ve lo inquietaba ” habla claro ya sabemos quien eres guerrillero”,. No pasarían 3 minutos cuando sonó nuevamente el sonido que anunciaba la entrada de un mensaje, apresurad amente manipulo con sus dedos lo botones del celular que aun tenía en la mano, iniciando la lectura. El segundo mensaje fue quien le acelero la adrenalina desbordando su corazón hasta el límite y llenándolo de un temor que no le permitía coordinar sus ideas. “habla claro o matamos tu niño”, eso no podía ser una broma y comprendió que su vida la de Maria y la de Lenin corrían peligro. ¿Pero de quien? ¿Los Paramilitares tan rápido lo hallaron?

Casi al mismo tiempo que llego Maria con el resto de habitantes de la vivienda, llego el 3 mensajes de texto, confirmando una ves mas que no era un error y Iván dirigido hacia el y su familia.” No vas a salir del país, tenemos los aeropuertos vigilados, declara donde esta el resto”
Cuando Jesús llamo a Maria indicándole que dirigiera hacia el balcón, le relato lo acontecido, se escucho la entrada de una llamada Jesús con mas temor que precaución se lo entrego a Maria para que contestara, cuando ella dijo hola, sonó del otro lado la frase amenazante” que pase el queremos es hablar con el que no se esconda”


Jesús junto con Maria comprendieron inmediatamente que las lista de personas la cual era muy reducida que tenían ese numero de celular era muy limitado y los únicos que no encajaba dentro de las personas que despertaban confianza era la dueña de la casa y su amigo el Distinguido de la Guardia Nacional, y que por la tanto debía lo mas pronto posible salir urgentemente de ese lugar, espero que la noche pasara y sin ninguna novedad por la mañana se dirigió junto con su esposa a comentarle lo sucedido y señalarle como sospechoso de las amenazas , a este par de personas, ante su amigo Juan Guarepe.


Sabían que Jesús había pertenecido a un grupo insurgente de finales de los 80 y principio de los 90, y no entendían la diferencia de que había estado en la parte política y no en la militar, para ellos era igual. Conocían afondo de que había sido perseguido, amenazado y herido en un atentado por parte de grupos Paramilitares.

Eso puso muy nervioso a Jesús, quien le reclamo a su amigo porque había echo eso, no obstante Jesús entendió y le dijo que el único culpable era el por no tener cautela y medir las consecuencias que esto traería.


Sin mas demora Jesús decidió junto a Maria y con el permiso de su amigo que Maria durmiera hoy en ese lugar, el fue en busca de algunos elementos necesarios para el bebe y Maria, serian como las 7 de la noche, habían algunas transeúntes todavía en la calle. Cuando faltaba escasos 10 metros para alcanzar la parte alta de la calle, el rostro de Jesús se ilumino y sus labios reflejaron una pequeña sonrisa de alegría, escasos 20 metros de la vivienda donde ese día viviría, entre el cruce de 2 esquinas estaba asentada una alcabala de algunas de policías de la ciudad de Caracas y que el no recuerda si era la metropolitana o la del municipio del libertador, Se sintió mas tranquilo y dispuesto a culminar para siempre su estadía en esa casa.
Toco la puerta colonial que caracterizaba ese tipo de vivienda del sector, y nadie le habría, después de cada toque había un silencio que fue roto por la voz grave de la dueña de la casa. ¿QUIEN?, pregunto una vos de mujer que encajaba con la de la Sra. Yelitza. “Soy yo señora Yelitza, el señor Jesús”. “Mire ya esta cerrado así que busque donde dormir por hoy” respondió la Sra. Yelitzas con una vos que intentaba Ser altanera, pero que denotaba mucho miedo.
“Por favor ábrame la puerta vengo solo a buscar unas cositas del bebe, y salgo enseguida no boy a quedarme a dormir” le dijo Jesús tratando de ser amable. Cuando repentinamente sonó el crujir de una chapa, el accionar de un candado y el crujir de una puerta cuando se habré. “Bueno coja sus cosas y apúrese tengo mucho sueño “dijo la dueña de la casa, Jesús
No quiso polemizar el sabia que ella se acostaba bien tarde y tan solo era las 7 de la noche, la miro fijamente y en fracción de segundo se percato que no era la misma persona, su mirada sus ojos dejaban ver que algo ocultaba. Jesús cauteloso miro por todo lado y se adentro a los aposentos, entro y los mas rápido que pudo cargo con todo lo que pudo llevar en ese momento eran tantos los bolsos, que ella sorprendida le pregunto cuando lo vio salir de la habitación ¿SE VA?... Jesús solo atino a contestar...”No solo la llevo a la lavandería, “. “Y su Esposa y el bebe…donde están” inquirió muy incisiva mente. “En la casa de un amigo en Manicomio” Jesús le mintió pero el sabia que probablemente no le creería, además todavía no estaba plenamente seguro que entre ella y el Guardia eran quienes los amenazaban por celular. Lo que Jesús no sabia es que no pasaría una hora en esa misma noche cuando su sospecha de quienes eran lo responsables de las amenazas se confirmarían.
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 5
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 4
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 3
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 2
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 1
Share:

0 comentarios :

Publicar un comentario

sigueme por Email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

face

comentarios

apartado-trujillo

Etiquetas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

refugiados sirios

Archivo del blog