24 septiembre, 2008

"Miren doctores, nos sacaron como perros, amenazaron con matarnos sino dejábamos la tierra. A nuestros niños, esposas los intimidaron con sus pistolas

El jefe paramilitar evadió hablar de las tierras cuando la Fiscalía le preguntó por ellas. Son las mejores de Córdoba, colindantes con una gigantesca finca de Martha Dereix, primera esposa de Mancuso.

Aunque Mancuso se comprometió a averiguar por el tema cuando la Fiscalía le preguntó, advirtió que a algunos de los propietarios de esas parcelas se les pagaron para que se fueran de la zona, calificada por su entonces jefe Carlos Castaño, como territorio de la guerrilla.
Las fincas eran reclamadas insistentemente por decenas de familias campesinas.

"Miren doctores, nos sacaron como perros, amenazaron con matarnos sino dejábamos la tierra. A nuestros niños, esposas los intimidaron con sus pistolas y fusiles. Todo quedó ahí tirado", le aseguró uno de los campesinos desterrados a la comisión de fiscales de Justicia y Paz -apoyados por el CTI- que desde finales del 2007 viajó a Córdoba a corroborar las denuncias de la población y a confirmar las razones del silencio de Mancuso.

Los fiscales lograron recopilar testimonios que indicaban cómo desde comienzos de 1995 se inició el desplazamiento.

Inicialmente, se censaron 95 familias que fueron expulsadas del caserío Costa de Oro, a una hora de Montería. Y otras 31 familias fueron sacadas de la vereda El Porro, cerca de Tierralta (Córdoba).

Ya se inició el retorno

Hoy son 120 las familias que han ido llegando de distintas partes del país con los títulos que demuestran la propiedad de la tierra, que en su mayoría habían sido entregadas por el Incora.

Una vez corroborada la información la Fiscalía fue a verificar el estado de las tierras y observó que la mayoría estaba repleta de cabezas de ganado y otras con cultivos.

No obstante, cuando los fiscales se preparaban para la expropiación de la tierra, el ganado se había esfumado.

La Fiscalía ordenó la entrega a cada una de las familias de 17 hectáreas, avaluadas cada una en cerca de 20 millones de pesos.

En los últimos días 75 familias ya retornaron a sus tierras.
Esperan que las otras acrediten sus títulos para que puedan regresar.

Al tiempo que los fiscales avanzaban en este caso, otros desplazados aparecieron. Estas familias también están regresando.

EL TIEMPO
REDACCIÓN JUSTICIA


Share:

1 comentario :

  1. los paramilitares no van a regresar las tierras de la gente, ellos son unos asesinos despiadados. el gobierno es otro que le estan sacano provecho a ello, y no esta quitando tambien tierra.

    ResponderEliminar

sigueme por Email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

face

comentarios

apartado-trujillo

Etiquetas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

refugiados sirios

Archivo del blog