25 octubre, 2008

Copenhague, 25 oct (EFE).- Más de 40 personas fueron detenidas hoy tras un enfrentamiento con la Policía durante un acto a favor del cierre del campamento de refugiados de Sandholm, al norte de Copenhague.
Los disturbios se produjeron en el marco de una manifestación pacífica en la que 1.500 personas protestaron contra la que consideran política "racista" del Gobierno danés.

Las detenciones se practicaron cuando un centenar de activistas superó el cordón policial a la entrada del campamento y trató de llegar a las alambradas de seguridad para romperlas y acceder al interior, objetivo final de una acción ya anunciada hace días.

La Policía, que desplazó a cientos de agentes para rodear el recinto, lanzó gases lacrimógenos contra los activistas, pero también contra la mayoría de los manifestantes, incluidos niños, que permanecían en el exterior del lugar de forma pacífica.

El subinspector de la Policía del norte de Selandia, Fleming Poulsen, calificó de "correcta" la actuación policial e informó de que las detenciones se llevaron a cabo por los cargos de vandalismo, allanamiento y resistencia a la autoridad.

La manifestación, que tenía autorización y se desarrolló sin incidentes hasta Sandholm, había sido convocada por "Cerrad el campamento", iniciativa que agrupa a varios colectivos de defensa de los derechos de los inmigrantes y refugiados.

Esta agrupación ya había avisado de que la concentración tendría dos partes: una manifestación y una acción de desobediencia civil pacífica en la que participaría un grupo menor.

Un portavoz del colectivo aseguró que medio centenar de activistas logró abrir huecos en la alambrada y entrar en el campamento, lo que negó la Policía, que impidió el acceso al interior del lugar a los medios de comunicación.

La Policía danesa detuvo en mayo pasado a 40 activistas en el aeropuerto de Kastrup (Copenhague) por tratar de impedir el viaje de retorno de dos iraquíes sobre los que pesaba una orden judicial de expulsión de Dinamarca hacia el centro y sur de Irak.

Varios ciudadanos iraquíes han sido expulsados en los últimos meses, pese a que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) lo desaconseja por la inestabilidad en la zona.

Alrededor de 2.000 refugiados (500 de ellos niños), cuyas solicitudes de asilo han sido rechazadas, viven en campamentos en Dinamarca, con estancias medias de 3,5 años entre los adultos, aunque en algunos casos llegan a los 10.

La oposición, organismos internacionales y colectivos como la ONG Ayuda Danesa al Refugiado y Amnistía Internacional critican desde hace años la política del Gobierno de Dinamarca al respecto.

También una delegación del Parlamento Europeo elaboró un informe crítico tras visitar Sandholm la pasada primavera.

La ministra danesa de Integración, Birthe Rønn Hornbech, rehusó reunirse con ellos. EFE

Share:

0 comentarios :

Publicar un comentario

sigueme por Email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

face

comentarios

apartado-trujillo

Etiquetas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

refugiados sirios

Archivo del blog