31 octubre, 2008

Codhes (ONG) de Colombia pidió hoy la revisión de las cifras oficiales de personas muertas en combate en el país

Bogotá, 30 oct (EFE).- Una organización no gubernamental (ONG) de Colombia pidió hoy la revisión de las cifras oficiales de personas muertas en combate en el país, que, según el Ministerio de Defensa, suman 1.283 únicamente en los ocho primeros meses de este año.
Las cifras "dejan un inmenso margen de duda" ante la magnitud de los "falsos positivos" (civiles que son presentados como muertos en enfrentamientos), advirtió en Bogotá la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes).

En un comunicado con motivo de la masiva remoción de militares ordenada ayer por el Gobierno del presidente Álvaro Uribe, la ONG dijo que los registros oficiales muestran que en Colombia se presenta una media de 5,3 muertos en combate al día.



Mientras se siga premiando con ascensos y días libres, al Militar que presente mas bajas, episodios como estos seguirán sucediendo

Según el Ministerio de Defensa, de enero a agosto de este año murieron en combate 795 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y 155 del Ejército de Liberación Nacional (ELN), así como 333 miembros de "bandas criminales" (incluidos nuevos grupos paramilitares).

Sin embargo, un número no establecido de esas muertes se corresponde con los llamados "falsos positivos", denunciados por familiares de víctimas y ONG de defensa de derechos humanos, que aseguran que en el país se presenta una ejecución extrajudicial al día.

Entre los casos denunciados y comprobados de manera preliminar está el de una veintena de jóvenes de Soacha, populosa población vecina a Bogotá, que desaparecieron a comienzos de este año.

Los restos de los jóvenes fueron descubiertos en fosas comunes de cementerios del nordeste del país, donde habían sido registrados por unidades militares como "muertos en combate".

Por este caso, 27 oficiales y suboficiales del Ejército, entre ellos tres generales, fueron llamados a retiro o destituidos ayer por el Gobierno de Uribe, que los acusó de negligencia, falta de control o connivencia con "delincuentes" para asesinar a inocentes.

La Codhes también exigió que la responsabilidad política alcance o sea asumida por las "instancias gubernamentales que incentivaron la acción de las tropas sin tener en cuenta los informes de derechos humanos, que negaron las graves denuncias y trataron de exculpar a los responsables, y que insisten en salidas militares frente a las cuales cualquier crítica es sospechosa de apoyar el terrorismo".



Mientras se siga premiando con ascensos y días libres, al Militar que presente mas bajas, episodios como estos seguirán sucediendo


Bogotá, Prensa CODHES, 29/10/08. Reclamos como una exhaustiva revisión de la política se seguridad democrática, que no se estimule a los militares por las bajas que realicen y que se establezca la responsabilidad penal de cada militar implicado en este nuevo escándalo de falsos positivos, han hecho durante el día importentes analistas del país.

Desde primeras horas de la mañana, cuando el presidente de la República, el ministro de Defensa y los altos mandos militares anunciaron la destitución de 27 integrantes del Ejército entre oficiales y suboficiales, implicados en el escándalo suscitado por la desaparición y muerte de 19 jóvenes del municipio de Soacha, Cundinamarca, que fueron presentados por el Ejército como muertos en combate en Norte de Santander, las reacciones de los analistas de diversas tendencias políticas del país no se hicieron esperar.

Y aunque todos han reconocido la valentía del gobierno y las Fuerzas Militares al haber realizado una juiciosa y ágil investigación al interior de las unidades militares implicadas, que desembocó en la destitución más grande de oficiales en la historia de esa fuerza, para los analistas también es claro que lo que se ha descubierto hasta ahora es la punta de un gigantesco iceberg que está sacudiendo hasta las raíces la a política de Seguridad Democrática.

El polémico senador del Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, aseguró a los medios de comunicación que estos crímenes son el resultado de un sistema de reconocimientos que se volvió tradicional entre las Fuerzas Militares y es premiar las muertes. “Mientras se siga premiando con ascensos y días libres al militar que presente más bajas, episodios de esta índole seguirán sucediendo ” aseguró el parlamentario, quien aprobó el valor del gobierno al dar el primer paso para el esclarecimiento de los macabros hechos.

La politóloga e investigadora, Claudia López, afirmó que los 19 casos de Norte de Santander son solo unos pocos de los falsos positivos que se han denunciado en todo el país y que este fenómeno tiene dimensiones mucho mayores.

Otro analista importante, el ex ministro de Defensa y ex candidato presidencial Rafael Pardo Rueda, aseguró que la destitución de los 27 militares es solo la primera de una seria de respuestas que esperan con urgencia las familias de las víctimas y en general todos los colombianos. "Sabemos que los destituyeron, pero queremos saber, que tuvo que ver cada uno de ellos con los crímenes, cuando ocurrieron, por qué los ordenaron” puntualizó Pardo.

Para el director de CODHES, Jorge Rojas, quien en días pasados aseguró en el editorial, mensajes equivocos, que el Gobierno antes de condenar la participación de militares en estos episodios estaba tratando de justificarla, aseguró esta mañana que “la investigación de estos casos no puede circunscribirse a establecer la responsabilidad política de oficiales y suboficiales, del Ejército, debe llegar hasta los altos niveles del gobierno en los que se promueven, auspician y facilitan este tipo de operaciones encubiertas”.

Jorge Rojas llamó la atención también sobre la necesidad que plantea la ocurrencia de episodios como estos de “revisar la política de seguridad democrática, que empieza a mostrar graves falencias en derechos humanos, tal y como lo han advertido por estos días Human Rights Watch y Amnistía Internacional”·

Finalmente el director de CODHES instó al las entidades que llevarán las investigaciones, a “establecer responsabilidades penales individuales en cada uno de los casos y a revisar con lupa los informes del ministerio de Defensa sobre bajas y capturas de miembros de los supuestos grupos armados ilegales, pues el descubrimiento de un número tan alto de ‘falsos positivos’ dejan un inmenso margen de duda ante el país y la comunidad internacional.

Bajas enero-agosto 2008 según Ministerio de Defensa


Total bajas 6.712
Promedio diario
28
Farc: 4.275(795 muertos, 1502 capturados, 1978 desmovilizados)
Eln:
618 (155 muertos, 224 capturados, 239 desmovilizados)
Bandas criminales:
1.819 (333 muertos, 1.486 capturados)
Total muertos:
1.283
Promedio de muertos diario: 5.3
Total capturados:
3.212
Promedio diario:
13.3
Total desmovilizados:
2.217
Promedio diario desmovilización:
9.2


NOMBRE
EMAIL
ASUNTO
MENSAJE
Image Verification
Please enter the text from the image
[ Refresh Image ] [ What's This? ]


Share:

1 comentario :

  1. 6.712 bajas a tenido la guerrilla?? despues de destape de la olla podrida en el ejercito hoy pongo en duda la mitad de esas fallecidos, por la cantidad de casos que están saliendo a la luz publica, de falsos positivos...pone en entredicho la política de seguridad democrática de gobierno de uribe.
    es una farsa que le metieron a los colombianos nos engañaban matando a nuestro hermanos, hijos padres presentándolos después como guerrilleros.

    ResponderEliminar

sigueme por Email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

face

comentarios

apartado-trujillo

Etiquetas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

refugiados sirios

Archivo del blog