13 diciembre, 2008

Se fundieron 27.000 armas entre fusiles, ametralladoras y pistolas, que durante años utilizaron la guerrilla , paramilitares, y delincuentes comunes

Reuters.- Colombia fundió el viernes más de 27.000 armas entre fusiles, ametralladoras y pistolas, que durante años utilizaron la guerrilla izquierdista, grupos armados ilegales al servicio del narcotráfico y delincuentes comunes, informó el Gobierno.
La ceremonia de destrucción de las armas se cumplió en la sede de la Siderúrgica Nacional, ubicada en esta ciudad del departamento de Boyacá, 180 kilómetros al noreste de Bogotá.


"Estas armas, que no dirigirán más sus cañones contra la población colombiana ni dispararán más odios y muertes, serán fundidas en material que no cause daño, que no siembre destrucción", dijo el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León.

El metal que se obtuvo con las armas fundidas, algunas compradas en países de Centroamérica como Nicaragua y El Salvador después de concluidos sus conflictos internos, se utilizarán para obras de arte, dijo el sacerdote Alirio López.

Colombia afronta un conflicto interno de más de cuatro décadas que cobra miles de vidas y en medio del que las Fuerzas Armadas enfrentan a la guerrilla y a grupos armados ilegales al servicio del narcotráfico conformados por antiguos paramilitares de ultraderecha.

Pese a que los escuadrones paramilitares depusieron las armas y se desmovilizaron, grupos de derechos humanos han denunciado la aparición de nuevas estructuras criminales vinculadas con el narcotráfico y conformadas, en algunos casos, por antiguos combatientes de los grupos de ultraderecha.

Los grupos al margen de la ley acuden al tráfico ilegal de armas, de acuerdo con las autoridades colombianas.

La mayoría de armas fundidas fueron confiscadas a las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN), los dos principales grupos rebeldes del país.

"Las armas que son fundidas representan muchísimos delitos de terrorismo, homicidio y lesiones personales que dejaron de ser perpetrados", aseguró Padilla de León.

Desde que asumió el poder el presidente Alvaro Uribe han sido fundidas más de 131.000 armas, un récord en la lucha contra las organizaciones criminales, según el oficial.

Uribe, con el apoyo de Estados Unidos, lidera una ofensiva militar contra la guerrilla y los grupos armados ilegales que ha permitido reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros y los ataques contra la infraestructura económica del país.

"Cada una de estas armas representaba un riesgo contra la seguridad ciudadana. Un riesgo que fue neutralizado por la eficiencia de los entes comprometidos con el desarme de los ciudadanos y por la acción enérgica de los miembros de las Fuerzas Armadas contra las organizaciones al margen de la ley", concluyó el comandante de las Fuerzas Militares.
Share:

0 comentarios :

Publicar un comentario

sigueme por Email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

face

comentarios

apartado-trujillo

Etiquetas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

refugiados sirios

Archivo del blog