20 marzo, 2008

!!!NO MÁS ACTORES ARMADOS EN TERRITORIOS INDÍGENAS RECLAMAN!!!

[ CRIC] Miércoles 12 de Marzo de 2008

El Indígena Reinel Remigio Oca de 29 años murió por efecto de una explosión y los comuneros, Victoriano Tumbo de 25 años y Aurelio Pete Cuetetuco de 26 años, resultaron heridos al activar de manera accidental una granada en su parcela de trabajo el sábado 8 de febrero de 2008.
Según las Autoridades Tradicionales Indígenas y la Asociación de Cabildos Nasa Chxa Chxa esta situación es continuidad de los hechos sucedidos desde el año 2006, cuando las Comunidades Indígenas del Resguardo de San José, Mosoco y Vitoncó denunciaron enfrentamientos entre el Ejercito Nacional y las FARC EP.

Denuncian, además, que por efecto de los bombardeos indiscriminados, el fuego cruzado y el accionar de los combatientes durante todo el año ha habido desplazamiento, pérdida de vidas humanas, muerte de animales, hurtos, saqueo de viviendas y destrucción de bienes en general.

La comunidad guarda en su memoria la muerte del estudiante y guardia indígena, Omar Henry Silva, muerto en el año 2006, por un proyectil disparado por el ejército nacional en enfrentamientos con las FARC; así como la situación sufrida por los comuneros Leonel Finscue, Andrés Atillo y Félix Cucha que fueron heridos igual que en el suceso actual: una explosión que aún no identifica si eran minas antipersonales o explosivos abandonados, lo único cierto es que los efectos son
los mismos, la desolación y la muerte.

Nuevamente, el martes 12 de Febrero del 2008, en las horas de la mañana, se
presentaron enfrentamientos en el Alto San Miguel, pueblo de Caloto, y las
veredas de Huila y Llano Buco, generándose desplazamiento masivo, por lo cual
cerca de 700 personas se han instalado temporalmente en la Mesa de Caloto y en
el sitio Thafiw, vereda el Naranjal, en el Resguardo Indígena de Tálaga.

La situación ocurrida el sábado 8 de marzo, donde murió el comunero Reinel Remigio Oca y resultaron heridos, Victoriano Tumbo y Aureliano Cuetetuco, se presenta cuando una herramienta de trabajo chocó con un artefacto explosivo, al
parecer olvidado o abandonado después de los enfrentamientos del mes de febrero del presente año en la Vereda Caloto del resguardo indígena de Huila,
Tierradentro.

Dicho suceso fue denunciado por las autoridades indígenas de la zona, sin que sus requerimientos fueran atendidos con diligencia.

El comunero muerto era Presidente de la Junta de Acción Comunal, y deja 4
huérfanos menores de edad y una esposa en estado de embarazo. Su padre,
Jesús Remigio, es Capitán mayor del Resguardo indígena de Huila.
A su sepelio, realizado el día 11 de marzo, asistieron más de 300 personas de la
zona, entre ellas autoridades indígenas de los resguardos indígenas de Tálaga,
Toéz, Mosoco y de la Consejería Mayor CRIC, en cabeza de Aida Quilcue; contó
también con la presencia de la alcaldía de Páez.

Allá, comunidades y autoridades tradicionales indígenas de Tierradentro rechazaron este lamentable acontecimiento y exigieron de las instituciones del Estado mayor atención a su responsabilidad constitucional pues no se observa garantía de la vida ni a la integridad física de las personas, por el contrario es notorio un gran desconocimiento frente a la autonomía territorial y a la propiedad colectiva de los pueblos indígenas, que se violan cotidianamente por todos los actores armados del conflicto colombiano.

Ante esta grave situación de riesgo, que se suma a la amenaza constante de una
erupción volcánica del Nevado del Huila, tanto autoridades tradicionales como voceros de la comunidad rechazamos y condenamos la utilización de la población
indígena como escudos humanos y de sus centros poblados como campos de
batalla, por lo cual reclamamos:

1. La urgente necesidad que todos los grupos armados abandonen los territorios indígenas y cesen los enfrentamientos armados, principalmente cuando pongan en riesgo la integridad, los bienes y la vida de la población civil.

2. La adopción de políticas institucionales claras en defensa y protección del derecho internacional humanitario y los derechos colectivos de nuestros pueblos.

3. Apoyo efectivo y oportuno de las entidades competentes, en especial para brindar apoyo y protección para los cuatro (4) huérfanos del comunero Reinel Remigio; la atención adecuada y oportuna para los heridos, así como la garantía de acciones humanitarias para la población desplazada por causa del conflicto armado.

CONSEJERIA MAYOR CONSEJO REGIONAL INDIGENA DEL CAUCA ­CRIC Popayán, 12 de marzo de
Share:

0 comentarios :

Publicar un comentario

sigueme por Email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

face

comentarios

apartado-trujillo

Etiquetas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

refugiados sirios

Archivo del blog