01 diciembre, 2008

Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 4

FUNAR 1 de Dic. del 2008
CUARTA PARTE
EL ATENTADO

Ya había llegado la primeras gotas del invierno de la gran urbe, en los cerros la fuerte neblina bajaba ocultando todo lo que estuviera a escasos metros, su frió era como pequeños alfileres lastimando la piel... En el hogar de la familia Martinez jimenes nuevos acontecimientos alegraban su limitada felicidad, los primeros dientes de lenin, y sus primeros pasitos, era para cualquier padre motivo de alegría.
Ese día Jesús, había amanecido con dolores en el estomago que se fueron agudizando, una gastritis aguda lo doblegaba a permanecer en la cama, y esperar que Maria llegara de la compra de unos medicamentos.
Pero Maria no llegaba, su demora empezaba a inquietar a Jesús y hacer llorar a lenin, quien no se había desprendido todavía del consumo de la leche materna, su llanto desesperaba a Jesús que procuraba que sus hijito tomara otro tipo de alimentos.

Maria había bajado un poco mas al sur, buscando la Avenida Sucre, las farmacias del sector no tenían los productos medicinales que requería Jesús...
Maria había observado sospechosamente el movimiento de un hombre que antes, entre la esquina de 2 calles hacia lo imposible por mirar por donde cruzaba ella.
De regreso de la avenida sucre, observo por todas las esquinas que cruzaba si veía al mismo sujeto, ella Temía que fuera una de esas personas que llaman “malandros”, y que son otros que simples delincuentes, que esperan a las personas para arrebatarles sus pertenencias.
En el cruce de una calle Maria escucho que un hombre que se encontraba como a 20 metros la llamaba, casi gritándole. “señora, mire señora necesito hablar con usted”, ella observo que era el mismo sujeto que antes había visto, la calle estaba completamente sola, eran las 6 de la mañana, Maria creyó por intuición que debía alejarse de ese lugar buscando alcanzar la otra esquina que la llevaría en dirección no solo de su sitio de residencia sino antes a la inspección de policía del lugar.
El hombre acelero sus pasos y casi corriendo la llamo “señora Maria, señora Maria, tengo un mensaje de su marido”, fue cuando ella corrió y casi cruzando la esquina, se escucho el sonido de un disparo, el silencio de la mañana se perpetuo callando el cantar de las aves, y obligando a que algunas personas corrieran y se ocultaran.

Maria sintió el sonar del disparo o de los disparos porque ella dice que aunque un vehículo escandaloso de esos que ellos conocen como “yuquero”, y que no son otro que impala, malibu o cualquier otro vehículo de los años 60 que producen bastante ruido en su motor. Sonó otro disparo cuando ya casi se perdía de la vista del agresor al cruzar la calle. Una sola bala había impactado en su humanidad, alojándose en una pierna entrando y saliendo por la parte de adelante del muslo.
Sin embargo no había dañado ninguna arteria o músculo, ella corrió como pudo llegando a los pocos minutos hasta la puerta de la estación de policía de Manicomio.

Jesús no sospechaba siquiera que Maria había sido victima de un atentado, estaba preocupado por su demora y ya se alistaba a salir a buscarla, hacia horas que debió haber regresado. Su pequeño hijo se dormía tomando solamente agua despertado al poco rato llorando con alaridos, le hacia falta el calor de su madre que por ves primera desde su nacimiento se habían separado demasiado tiempo. Cuando Jesús se disponía a arreglar el bolso del bebe, en donde portaba lo necesario para su cuidado, sonó el timbre de la llegada de un mensaje en su celular, la pantalla de cristal liquido empañada por la humedad y rayones de uso, se ilumino con su acostumbrado color azul fosforescente, cuando Jesús inicio la lectura del mensaje que había recibido, quedo trémulo y su corazón empezó a bombear miles de litros de sangre aumentando su ansiedad.
“ya sabemos donde estas, hijueputa, la próxima ves te matamos a ti a tu mujer y a tu hijo”.


Maria había sido trasladada al hospital de lidici, tres funcionarios policiales la escoltaron, había sangrado demasiado apresurando su remitencia al área de cirugía, ella sabia que habían intentado asesinarla, y de solo pensar que si no hubiera sido por la ayuda divina del que esta en los cielo, jamás hubiera visto a su preciado tesoro, su pequeño hijito, gracias a el se llenaba de fortaleza para luchar por un mundo mejor y mas justo para el, para todos ellos. La seguridad del Hospital en compañía de los agentes del orden al solicitar los documentos de identidad de Maria comprobaron que se trataba de una ciudadana Colombiana Refugiada en Venezuela, inmediatamente se comunicaron con la Comisión Nacional del Refugiado, La comisión nacional del Refugiado se comunico con la Alta comisionada para los refugiados ACNUR la Dra. Magda Medina, enterándolos de todos los detalles del incidente que había padecido Maria, pero la ACNUR haciendo caso omiso se aparto de su responsabilidad en ese momento tan critico para la vida de una persona y no se apersono de la situación, la comisión decidió llamar a la Defensoria del pueblo del área metropolitana de Caracas.

Quienes en su más altos preceptos humanistas invocando su función defensora de los derechos de los mas débiles, se presento ante el hospital de lidice.
Una funcionaria de nombre Andreina Hernández y un agente de seguridad enviados por la defensoria del pueblo.
Ellos conociendo los altos riesgos que corría Maria en ese sitio, incluso ellos mismo autorizaron su traslado inmediatamente para las instalaciones de la defensoria ubicada en la Avenida México, plaza Mórelo. Jesús presta de un nerviosismo que en el no era común, empezó a pensar lo peor, creía que algo había sucedido con Maria, cuando sonó el timbre de una llamada del celular, estiro el brazo, y con el titubeo de lo que espera lo peor, con miedo acciono el botón que permite escuchar quien esta atrás de auricular, ¡era la voz de Maria!
Ella entre palabras ahogadas por el llanto le decía que había sido victima de un intento de asesinato por alguien que la llamo por su nombre, que estuviera listo que ya ivan por ellos.

Los minutos si hicieron eternos y la ansiedad aumentaban la adrenalina del cuerpo acelerando todos los movimientos de Jesús, hasta que sonó la llamada que esperaba. Ya habían llegado a la parte alta de Manicomio, Jesús cargo con Lenin, su equipaje y se dirigió hacia donde estaba Maria y lo delegados de la Defensoria. Subió a grandes zancadas con la fuerza que el glucógeno proporcionaba a su cuerpo. Llego jadeante observo que aparte de los delegados de la defensoría habían tres funcionarios policiales en otro vehículo de escolta, subió a la parte de atrás de vehículo policial y arrancaron los dos autos hasta la instalaciones del poder ciudadano.

La tarde había empezado a caer y se acercaba la penumbra de la noche, Maria su pequeño hijo y Jesús habían tenido suficientemente tiempo de consolarse hablar y amamantar a Lenin. La Cita ante la fiscalia delegada del ministerio publico esquina de Manduca a Ferrenquin estaba pautada para las 7 de la noche. Al llegar el momento varios acompañantes de seguridad de la defensoria hicieron presencia en el recorrido ante las instalaciones de la Fiscalia. La denuncia se realizo ante una Fiscal de sexo femenino y cuyo nombre no lo recuerdan pero si el del fiscal Auxiliar Abg. Javier E. Marcano Lozada, causa N. 01-F16-452-06; Allí estuvieron presente la Dra. Andreina Hernández y 2 escoltas de la Defensoria. Maria declaro que la persona que atento en contra de su humanidad tenía que tener relación con la persecución y las amenazas del Guardia Nacional Rosmel Flores y sus cómplices, Paramilitares Colombianos.

Maria en compañía de Jesús Recuerdan con mucho aprecio y admiración la aptitud de 2 fiscales Superiores y sus asistentes, que mostraron su lado humano y protector al preocuparse a todo momento que estuvieran lo mas “cómodo “, posible, que nos les faltaran alimentos ni utensilios de aseo personal, como tampoco un lugar seguro donde pasar las noches y los días que venían. Con mucho pesar lamentan no recordar sus nombres.
A la salida de Ferrenquin un vehículo de la policía junto a 2 funcionarios lo trasladarían ante la dependencias policiales de una comisaría ubicada en la parroquia la candelaria.
Se sentían protegidos y mucho mas tranquilo en medio de tantos oficiales del orden.

A diario durante casi una semana un vehículo policial los llevaría a presentarse ante las dependencias de la Fiscalia para concluir los detalles de la denuncia y para que Maria recibiera asistencia medica en la herida.

Jesús y Maria se presentarían ante el mismo fiscal y sus asistentes que habían recibido la primera denuncia el día 9 de Mayo del año 2006 tres meses antes, Fiscal 83 Abg. Elvis José Rodrigues Molina y su Auxiliar Abg. Alexander Mayorca Yánez, En donde Jesús sumamente preocupado señalaba con nombres, teléfono dirección de la vivienda al Guardia Nacional que los había amenazado y perseguido, y muy posiblemente atentado en contra de la vida de Maria.

La decisión era hacer efectiva la medida de protección que los tribunales en medio de la burocracia habían dilatado. Los detalles de las denuncias, los dictámenes reposan en el expediente, la medida de protección llegaría el día 12 de diciembre del 2006, 4 meses después del atentado y 7 después de la primera denuncia.

Maria Recuerda con asombro como cuando ella se entero de que 4 supuestos policías Colombiano, habían ido al hotel 21 millas a búscalos, con intenciones evidentemente de hacerles daño. Ella en esa oportunidad victima de un ataque de una crisis nerviosa se presento ante varias dependencias del ministerio publico entre ello precisamente el Fiscal. Fiscal Auxiliar Abg. Javier E. Marcano Lozada le dijo” que usted esta viendo visiones y esta paranoica, a usted no le esta pasando nada”, poniendo en riesgo su integridad personal...

Las injusticias no eran nuevas así como había interés de funcionarios de órganos públicos de ayudar a solucionar la triste situación de la familia Martines Jiménez, había poco o nulo interés de funcionarios de entes como la ACNUR. ¿Que sucedía?, cual era el inconveniente para que esta familia tuviera definida una solución duradera y definitiva. poco a poco iremos dilucidando y demostrando como los perjuicios, la discriminación, la orientación política, los errores de la ACNUR sumió en un letargo de sufrimientos infinito a Maria Jesús Y el pequeño Lenin, quien al final era el que mas sufría del circulo vicioso de la ineptitud.
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 5
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 4
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 3
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 2
Maria la tragica Historia de una Mujer Refugiada. Parte 1
Share:

1 comentario :

  1. vamos haber si la ayuda que la acnur va ha rembolsar para los refugiados colombianos en ecuador , va a llegar a sus dignatarios

    ResponderEliminar

sigueme por Email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

face

comentarios

apartado-trujillo

Etiquetas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

refugiados sirios

Archivo del blog